miércoles, 26 de junio de 2013

[Las Palmas] Piquete informativo en TODO1EURO

Una vez más, el NC-CNT-Las Palmas respondió de manera solidaria a otro de los conflictos laborales que nuestra Confederación mantiene en la actualidad, con el firme propósito de intentar erradicar la delincuencia empresarial. En este caso acudimos en apoyo de los compañer@s de CNT-Zaragoza y de su litigio particular con la cadena de locales de comida rápida TODO1EURO, más si cabe, tratándose de una empresa con razón social en la isla de Gran Canaria, lo que motivó que pusiésemos especial énfasis en las acciones a desarrollar contra dicha empresa.

El día señalado era el pasado 21 de junio, coincidiendo con una nueva concentración convocada desde CNT-ZGZ frente al local ubicado en la calle Alfonso I de la ciudad maña. Dentro del horario de restauración –12:00h– acudimos varios militantes a uno de los dos establecimientos que TODO1EURO tiene en Las Palmas de Gran Canaria, concretamente al del centro comercial Las Terrazas. Al tratarse de suelo comercial privado, éramos conscientes de que nuestras actuaciones se iban a ver limitadas en gran medida, pero aun así se decidió seguir adelante con el plan previsto.

Apostados frente a las escaleras que daban acceso al centro, repartimos entre la gente los panfletos creados para la ocasión, informando sobre el motivo del conflicto y animando a contribuir con el boicot propuesto contra TODO1EURO. En menos de una hora se consiguió repartir cientos de octavillas, quedando plagada toda el área comercial, a la vez que algunos compañeros se dirigían al local para informar a las dos empleadas que se encontraban allí en aquel momento y que, según manifestaron, conocían la situación actual en Zaragoza.

Y finalmente, sucedió lo inevitable: la seguridad privada del centro comercial nos comunicó que debíamos abandonar el recinto ya que no estaba permitido «repartir publicidad». Ante nuestra negativa, se personaron en el lugar el gerente del centro y el responsable de la franquicia, éste último bastante «nervioso», y fue en ese momento cuando se vivieron algunos momentos de tensión ya que el individuo no reparó en insultarnos –«muertos de hambre» fue su peor calificativo–, amenazarnos, e incluso intentar agredirnos; posteriormente demostraría sus dotes detectivescas acechándonos desde la penumbra del parking tomando fotografías, suponemos, para su álbum personal.

Decidimos permanecer en el lugar, escoltados en todo momento por la cuadrilla de seguridad que nos impedía el reparto de panfletos y que nos informaba insistentemente de que «la policía ya está en camino», mientras recibíamos el apoyo de los visitantes. Tras varios minutos, acordamos desconvocar el piquete y dejar el recinto, satisfechos con la labor realizada y demostrando con creces el daño que hace la acción directa a todo este tipo de patronos sin escrúpulos.

¡BASTA DE DELINCUENCIA PATRONAL! ¡BOICOT A TODO1EURO!
 
Panfletos repartidos

Un momento del piquete

Aquí el chico "nervioso", quién lo diría...