miércoles, 20 de marzo de 2013

Comunicado desde CNT Tenerife

CUANDO LA LUCHA SE VUELVE CALVARIO

Un año ha transcurrido desde que las ludotecarias de las ludotecas municipales de Santa Cruz (Añaza) y La Laguna (Los Andenes, Barrio de La Salud, Finca España y Los Baldíos) rompieran el silencio y denunciaran públicamente el sin fin de irregularidades que venían sufriendo, desde hacía mas de dos años, por parte de Animación Plif-Plaf, S.L., la empresa adjudicataria de los servicios.

La profesionalidad y el vínculo afectivo que les unía a los/as usuarios/as de los servicios (menores de entre 3 y 14 años) y el chantaje emocional al que se veían sometidas mes tras mes por parte de la empresa a la hora de reclamar sus salarios, había impedido que denunciaran ante los responsables de ambos consistorios y de los juzgados su situación laboral.


Lejos estaban de imaginar que al iniciar ese proceso de denuncia el 16 de marzo de 2012, se verían sumidas en un calvario de mentiras, promesas incumplidas, falsas acusaciones, faltas de respeto constante y manipulaciones tanto por parte de la empresa como de los representantes de ambos ayuntamientos.

A día de hoy, las ludotecas municipales están cerradas y sin esperanza de apertura, lo que deja sin atención a mas de 1.000 menores en ambos municipios, concretamente en barrios periféricos de los mismos donde escasean recursos que atiendan a este sector poblacional. Hecho del que se acusa por parte de los políticos responsables y para desviar la atención de la gravedad de esta situación, a las profesionales que han luchado durante 3 años contra amenazas contínuas de cierre por parte de tod@s y cada un@s de l@s ediles que han gestionado los servicios, apoyándose en informes técnicos que justificaban la desaparición de las ludotecas por no ser rentables económicamente para las arcas municipales. Pero sin reconocer que aún teniendo conocimiento de la morosidad de la empresa para con sus trabajadoras así como la deuda millonaria (si a antiguas pesetas nos referimos) de la misma con la Seguridad Social, ampliaron contrato con la misma, destinando fondos públicos a pagar las deudas que la empresa había contraído a lo largo de los años, y no así de mediar para que las trabajadoras de los servicios municipales recibieran sus salarios cada mes.

No obstante, las ludotecarias no han cesado en su lucha y aún un año después, y contra viento y marea, siguen en pie de guerra defendiendo sus derechos. Durante este año han emprendido multitud de acciones apoyadas y respaldadas en todo momento por CNT, sindicato al que pertenecen y en el cual consolidaron su Sección Sindical dentro de la empresa. Han pasado desde numerosos piquetes en ambos ayuntamientos, manifestaciones apoyadas y respaldadas por familias afectadas y usuari@s, colectivos sociales y vecin@s en general; hasta dos huelgas.

La primera se convoca por un mes, pero se suspende a los 15 días tras alcanzar un acuerdo firmado con la empresa, en el que se comprometían al pago de todas las nóminas atrasadas (un total de 10), así como a diversas mejoras en cuestión de prevención de riesgos laborales. Acuerdo que la empresa incumple al final del plazo fijado (30 de septiembre de 2012), argumentando que ese acuerdo era imposible de cumplir por la parte que a ellos respecta, pues se encuentran en situación de quiebra, reconociendo cínicamente a sus trabajadoras que lo firmaron a sabiendas de que no lo podrían cumplir, pero ganando tiempo mientras se reanudaban los servicios.

Por lo tanto, las afectadas se ven obligadas a presentar a la empresa y los consistorios un segundo aviso de huelga, esta vez indefinida, que se inicia el 15 de octubre de 2012 y que finaliza, en el caso de Santa Cruz, pues el ayuntamiento capitalino quita los servicios a Animación Plif Plaf y las trabajadoras reciben carta de despido y pueden tramitar la prestación de paro. No es así en el caso de La Laguna, que tras reunirse en multitud de ocasiones con el alcalde y el primer teniente alcalde (este último encargado de Participación Ciudadana, concejalía de la que dependen las ludotecas municipales), siempre por separado con ambos, pues ninguno cede a una reunión conjunta, se comprometen a retirar los servicios a la empresa e informar posteriormente a las afectadas, así como a elaborar el pliego de un nuevo concurso público para reabrir los servicios.

Las ludotecarias luchan todo este tiempo por que se respete su derecho a subrogación en el nuevo concurso público, sin embargo el ayuntamiento mantiene su negativa a incluir esa cláusula de subrogación en dicho concurso.
En estas reuniones mantenidas con los ediles, las ludotecarias manifiestan también su deseo de seguir prestando el servicio y su intención de formar una cooperativa de trabajo, y solicitando a los ediles que se tenga en cuenta este aspecto y que se valore la experiencia y formación específica en la materia a la hora de concursar públicamente. Sin embargo, lo único que consiguen manifestando este deseo es una puñalada a su buen hacer y profesionalidad, pues el consistorio saca de manera apresurada y errónea un nuevo concurso que no se ajusta a la realidad y que frena la posibilidad de acceder al colectivo de ludotecarias.

Destacar que hoy en día, las ludotecarias de las ludotecas municipales de La Laguna, se encuentran sumidas en un limbo laboral que les impide cobrar la prestación correspondiente por los años de servicio prestado, ya que tras abandonar la huelga el 16 de enero del presente e intentar incorporarse a sus puestos de trabajo, se encuentran con que estos servicios ya no pertenecen a la empresa Animación Plif Plaf, con la que tienen un contrato laboral. Y aún dos meses después, siguen dadas de alta en la Seguridad Social, pero sin puestos de trabajos a los que incorporarse. La empresa alega que se encuentra en medio de un Concurso de Acreedores y se niega a darles cartas de despido y/o certificado de empresa para que puedan tramitar su prestación. ¿Cuánto tiempo mas pasará hasta que su situación laboral se resuelva?


Sección Sindical Ludotecarias S/C-La Laguna


Ánimo compañeros y compañeras.