martes, 24 de julio de 2012

Manifestación interminable contra los recortes.


La CNT de Las Palmas de Gran Canaria, acudió en bloque propio a la manifestación convocada por los sindicatos llamados mayoritarios, en contra de los recortes y de la mala situación de la clase trabajadora, de este 19 de Julio (fecha tan memorable para el movimiento libertario y la CNT), a las 19:30.

Con el lema “unión, acción, autogestión” en la pancarta, se recorrieron las calles del centro de la ciudad, desde el obelisco de Tomás Morales, hasta la Plaza de la Feria, dando un “rodeo” por la avenida de Juan XXIII.



Durante la multitudinaria manifestación, que no nos atrevemos a cifrar, dada la inmensidad de la misma, se repartieron octavillas, en las que se señalaban los problemas de la clase trabajadora actualmente (gobierno, partidos políticos, sindicatos verticales, etc.) y la solución que desde la CNT creemos que es la única posible: la organización sin líderes, sin liberados y sin subvenciones. El panfleto además, expone la única vía que tienen los trabajadores para poder hacer frente a este tipo de recortes y ataques desde la patronal y el gobierno: la Huelga General Indefinida. Dicho panfleto, hay que decir, suscitó bastante interés entre quienes lo repartíamos.

La manifestación empezó a andar más tarde de la hora prevista, y en torno a doce compañeros del Núcleo Confederal recorrimos a la cola de la misma, con cánticos en contra de los recortes, en contra de la precariedad laboral, los despidos, en contra de los partidos políticos, de las naciones y de los sindicatos verticales, a favor de la organización horizontal, de la autogestión y de la solidaridad, por la lucha de clases y el anarcosindicalismo revolucionario.

La manifestación terminó sobre las 22:00, dada la gran cantidad de personas que asistieron, sucediendo que el Mitin de partidos políticos y sindicatos ya había terminado cuando ni siquiera habíamos llegado a la Plaza de la Feria.

Estas manifestaciones multitudinarias si bien reflejan el malestar de la gente en general, no reflejan para nada ningún tipo de lucha social, y mucho menos sindical, por lo que no podemos menos sino ser críticos y apuntar que, si bien es reconfortante ir a manifestaciones multitudinarias, “la lucha está en los tajos”; allí donde se encuentran nuestros problemas cotidianos es donde está la lucha “cotidiana”, la lucha social es todos los días, no cuando hay manifestación.

Esperemos que pese a que el panorama de la clase trabajadora sea tan oscuro, este tipo de movilizaciones folklóricas sirvan, al menos, para que unos pocos se den cuenta de la necesidad de organizarse y de luchar.